Historia

La EDUCACIÓN MARISTA es una realidad en la ciudad de Segovia desde el año 1918.

Primera presencia marista en Segovia (1918-1921)

En 1918, el H. Bertualdo, Superior de la Provincia marista de España, acepta el ofrecimiento hecho por el obispo de Segovia, Mons. Remigio Gandásegui, de dirigir unas Escuelas gratuitas que acababa de fundar en esta ciudad. Se crea así la obra marista en Segovia, con una comunidad de hermanos, franceses en su mayor parte; son estos: Verónicus, Emile Théodore, Simón José, Albino, Auguste Ferdinand, Fillemond y Alfonso.

Llegan los hermanos en junio de 1918. Momentáneamente fueron alojados en el Seminario Diocesano, hasta tanto quedara habilitado el local de Escuelas y vivienda en la histórica Casa de los Picos. El 29 de junio los hermanos, en la Catedral, fueron presentados por el Sr. Obispo al clero y el pueblo segovianos.

Comienzan las clases el 15 de septiembre; en seguida se completa el número de 150 alumnos,máximo que admite el local, por lo que muchas solicitudes no pueden ser atendidas.

El Prelado, entusiasmado con esta obra de su iniciativa, no pierde ocasión para hacerse presente en la actividad educativa de las escuelas: asiste al reparto de los "reyes", que él mismo porporciona, a los alumnos; preside las Primeras Comuniones, así como los exámenes de finales de curso... Igualmente, aprovecha toda circunstancia que le permita dar a conocer su labor: en octubre presenta las Escuelas maristas a los siete obispos de la circunscripción eclesiástica. El 2 de octubre de 1920 las Escuelas son visitadas por S.A.R. la Infanta doña Isabel. En diciembre reciben la visita de los Legados Pontificios llegados de Roma para imponer el birrete cardenalicio al obispo de Zaragoza.

Escuela marista de iniciativa social (1921-1932)

Una vez fue nombrado Mons. Gandásegui arzobispo de Valladolid, en diciembre de 1921 es adquirido el local de las Escuelas gratuitas, situado en la Casa de los Picos, por un comité de comerciantes de la ciudad, para instalar en ella un Círculo Mercantil.

Las Escuelas deben trasladarse así a un inmueble cercano al Instituto Mariano Quintanilla, y se llaman Escuelas del Salvador. Como el local resulta insuficiente, se crea un anexo de dos aulas cerca del Seminario, en la casa llamada de los Doctrinos. Funcionan, pues, las Escuelas en dos grupos: El Salvador y Doctrinos.

El nuevo obispo de Segovia, Mons. Manuel de Castro, prestará a la obra marista el mismo interés que su antecesor. A pesar de su situación económica muy precaria, las Escuelas siguieron funcionando hasta la Segunda República (1932), gracias al esfuerzo y la abnegación de los hermanos.

Colegio de pago "Sagrado Corazón" (1919-1921)

Apenas llevan las Escuelas gratuitas una año de funcionamiento cuando algunas familias de Segovia, deseando que la educación marista se extrienda a sus hijos, comienzan a tramitar la apertura de un colegio de pago.

A tal efecto, en septiembre de 1919 se alquila por cinco años al Excmo. Sr. marqués de Lozoya, D. Juan Contreras, el edificio llamado El Torreón. Este es el origen del colegio Sagrado Corazón, que al finalizar el primer año escolar cuenta ya con 140 alumnos, matrícula muy respetable para entonces.

Animado por este nuevo éxito, Mons. gandásegui aconsejó a los hermanos la compra de un solar en el Paseo Nuevo, para instalar en él un internado, cediéndoles la iglesia de Santo Tomás como capilla del colegio; solicitud que no se pudo atender, ya que los superiores creyeron que era mejor esperar a que se consolidasen las dos primeras obras.

Septiembre de 1920. A instancias del Comandante Víctor Martínez, se crea un curso preparatorio a la entrada en la Academia de Artillería. Esta iniciativa, que comenzó con 12 alumnos y llegó a contar hasta 45, se denominó Colegio-Academia. Funcionaba con independencia del bachillerato, a cargo de hermanos maristas y profesores militares. Los alumnos aistían por la mañana al Instituto y por la tarde tenían clase de "puesta a punto" en el Colegio. El Colegio- Academia funcionó a lo largo de cinco luestros, hasta 1945.

Del "Sagrado Corazón" a "Ntra. Sra. de la Fuencisla" (1921-1971)

Como el local del Torreón resultaba insuficiente para ambas obras (Colegio y Academia), se adquiere la llamada Casa Burgos, junto con otros terrenos en calle San Agustín, número 1.

Ya en su nuevo emplazamiento y con notable mejoría de condiciones, el Colegio Sagrado Corazón entra en funcionamiento en noviembre de 1921. En enero de 1927 contaba con 31 alumnos internos y 90 externos. El 10 de junio de ese mismo año, el Excmo. Sr. Ministro de Gracia y Justicia, D. Galo Ponte, visita el Colegio.

Pronto conocerá años de esplendor: entre 1935 y 1941, el Colegio experimenta un gran aumento del alumnado. En 1935, alcanza un total de 320 alumnos, 95 de los cuales eran internos. Se necesita ampliar el local. El 7 de noviembre de 1941, al levantarse un pabellón nuevo y añadirse un piso a la antigua construcción, destinado a dormitorio para los internos, cede una de las paredes y gran parte de los escombros cae sobre el techo del comedor, en el momento en que los internos entran para cenar, produciéndose una terrible desgracia: perecieron cuatro de los muchachos y otros treinta y siete sufrieron heridas diversas.
El comportamiento de la población y de las familias de los alumnos externos fue admirable, por lo que se han hecho acreedores a nuestra eterna gratitud. La comunidad soportó la prueba con gran entereza. Todos los alumnos internos regresaron al Colegio al reanudarse las clases.

Durante el curso 1944-45 fueron admitidos como alumnos internos 30 huérfanos hijos de mineros, patrocinados por el Ministerio de Trabajo a través del servicio de Reaseguro; al finalizar el curso, el número de alumnos es ya de 336, y en 1947 alcanza la cifra de 387 (137 en Primaria y 250 en Bachillerato).
Cifras que continuarán en aumento: en el curso 58-59, por primera vez se rebasa el número de 500 alumnos, de los que 142 son internos, por lo que se hace necesario construir un nuevo pabellón.

El Colegio Sagrado Corazón pasó a denominarse Nuestra Señora de la Fuencisla, auqnue se desconoce la fecha exacta. De su etapa en la calle San Agustín, reseñamos algunos acontecimientos de interés:

Durante el curso 1946-47 se implanta la Acción Católica.
El 25 de septiembre de 1949 se crea la Asociación de Antiguos Alumnos.
En diciembre de 1952 queda formada la Asociación de Padres de Alumnos.
El 30 de enero de 1959 queda aprobada por la autoridad eclesiástica la cofradía del Santo Cristo con la cruz a cuestas, vinculada a la Asociación de Exalumnos Maristas. El 3 de febrero del mismo año queda constituida oficialmente la Hermandad del santo Cristo de ADEMAR.

De 1971 hasta nuestros días

Lo reducido de las instalaciones para un alumnado en número creciente hace pensar en la construcción de un nuevo edificio más adecuado a las condiciones exigidas por una enseñanza que se enfrenta a la renovación de los años 70. El día 22 de febrero de 1967, siendo Superior Provincial el hermano Luis Álvarez Robles, se adquiere un terreno de 20.000 metros cuadrados, junto al Pinarillo: es el lugar elegido para el nuevo Colegio.

No fueron pocas las dificultades presentadas por Bellas Artes y el Ayuntamiento. Finalmente, en 1970 dan comienzo las obras, y en septiembre de 1971 comienzan a utilizarse las nuevas instalaciones.
La inauguración oficial tiene lugar el 6 de junio de 1972. Este mismo año se inicia la construcción de la Residencia-Internado Santa María, en la carretera Soria-Plasencia, que funcionará como instalación aneja al Colegio.

El actual Colegio marista de Segovia, bajo la protección de Nuestra Señora de la Fuencisla, tiene desde 1981 carácter de mixto.
En su relativamente breve historia, el actual Colegio ha experimentado transformaciones y mejoras en su estructura, así como adaptaciones a las diversas reformas educativas y avatares académicos.
Desde el 21 de mayo de 1986, funciona como centro concertado.